Continúan los problemas, mientras…

Una de las cosas que mas preocupan a las minorías sexuales de la isla, es la no discusión con el pueblo de lo que verdaderamente la cúpula de poder, junto al Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), liderado por Mariela Castro, hija del gobernante de turno, Raúl Castro, pretende en si para la comunidad homosexual.

Las discusiones suceden con organizaciones no gubernamentales (ONGs), minorías todas que les apoyan, junto a grupos aliados, donde se da a conocer, lo que realmente a corto o a largo plazo  pretenden alcanzar para la comunidad LGBT del país.

Muchos aunque no parezca, observan por los medios, las distantes apariciones de Mariela Castro y los lentos cambios que se suceden aun, cuando a lo largo de cinco años de celebrar jornadas contra la homofobia existen promesas incumplidas.

La comunidad homosexual cubana conoce y reconoce que existe una oposición nacional abierta en contra de la visibilidad y normalización LGBT; que la componen los grupos religiosos, la cúpula gubernamental y también la sociedad civil no calificada ni preparada para el arranque definitivo de las transiciones que gays y lesbianas esperan.

Sumándose a esto el modelo de educación sexual que se lleva a cabo por los medios de comunicación social, como la radio, la prensa y la televisión, no ha generado cambios sustanciales porque los cambios no se implementan en los centros escolares primarios y secundarios, raíz y base para lograr toda transformación.

Hasta el momento la Universidad de la Habana, “Alma Mater” ha servido de sede para la promoción de actividades contra la homofobia, pero la mayor parte de la comunidad gay reconoce que estos cambios deben de comenzar desde los niveles primarios, si es que en realidad queremos dar y ver pasos agigantados que beneficien a la sociedad civil, en especial a la comunidad LGBT; y toda esta a su vez se fortalezca y se vea unida.

Tal educación debe llevarse e implementarse en cada centro laboral industrial, las organizaciones de masas y sobre todo ante la autoridad represiva como la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) que todavía no acaban de entender ni de adaptarse a estos cambios necesarios, porque creen que perderán su fuerza y liderazgo sin maculas  que les caracterizan.

Pero lo mas significativo de todo es, que la misma comunidad homosexual no cree en las incumplidas promesas y actividades de los grupos independientes no deseados  e independientes deseados que responden a la política del CENESEX y de su líder; porque la iniciativa de hacerse ver y sentir en todo momento es regulada por un poder opresor como lo es el estado  que gobierna , quien vigila cada proceder y propuesta implementada para usarla según su conveniencia, para que Cuba no comparezca, ni vuelva a aparecer en las Naciones Unidas (ONU)  como una nación en la cual se violan los derechos humanos de la comunidad LGBT cívico y religiosas, cuando la realidad muestra que así verdaderamente es.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Jóvenes Gays de Cuba: Atractivos pero Peligrosos.

Graffitis en Playa El Chivo Realizado por Gays que Buscan Sexo y que son Detenidos por la Policia.

A ritmo de Sunga y Sexo: Jineteros y Extranjeros en Playa Gay Mi Cayito, con la mirada de los Policías Proxenetas.