La cuestión que el grupo HxD no abordo en debate sobre homofobia laboral.

Cuando en el taller sobre acoso moral y homofobia en el puesto de trabajo en Cuba, realizado por el grupo adscrito al Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), hombres por la Diversidad (HxD) se realizase hace cuestión de meses; una problemática vigente dejo de plantearse respecto a estas personas que una vez fuesen afectados por la misma y fuesen expulsados del centro de trabajo, y hoy no se les ha remunerado y ni siquiera se les ha permitido volver a los puestos laborales que desempeñaban.

La pregunta cae por su propio peso ¿Que se espera para apoyar o integrar a estas personas que una vez estuvieron vinculadas laboralmente y que hoy yacen en las casas dependiendo de algún familiar o ejerciendo algún trabajo ilícito para poder subsistir, porque de donde le sacaron, era la única manera que tenían para poder mantenerse a si mismos y a sus familias?

Las bitácoras, abordaron por aquellos días un tema candente desde la orilla como lo es buillyn laboral en los centros institucionales y obreros cubanos y no entraron a lo hondo, porque saben estos usuarios que no les esta permitido ir mas allá. Tales bitácoras fueron monitoreadas por los segurosos cibernéticos cubanos, al punto que ni la sociedad de apie se les permitió entrar a estas bitácoras para que plasmasen sus comentarios. En fin era como escribir a la nada, porque nadie puede leer sus opiniones. Es tirar palabras al vació sin fondo, cual no es digerido.

Por esta razón cuando salieron a la luz estas historias de acoso laboral y homofobia, ofrecidas por Raimundo Cruz, quedaron todas en la superficie enfocándose todas en el marco vigente, sin ir mas atrás, cuando por causa de esto te expulsaban como un perro del trabajo, sin derecho a reclamar para ser llevado a la fuerza a las Unidades Militares de Ayuda  a la Producción  (UMAP).

Es valida todas las iniciativas abordadas por el grupo cuando se efectuó este taller; desde crear un buzón abierto para plantear este tipo de quejas, hasta realizar un llamado a los juristas del país, para presentar, crear leyes y normas que permitan en estos individuos un desempeño laboral sin mobbing (hostigacion) marcando el respeto a la libre expresión de la sexualidad. Porque a fin de cuentas esto es un asunto personal, no colectivo.

No obstante, el taller quedo corto, porque la problemática no se llevo hasta los centros educacionales del país donde niños, jóvenes, adolescentes y estudiantes de cualquier nivel, son victimas de este tipo de acoso  homo fóbico por parte de la directiva escolar, del profesorado y de los mismos compañeros de aula, obligando a algunos a renunciar a los estudios y escoger un estilo de vida delictivo.

Por ende, por más que Mariela Castro anuncie a los medios de prensa, que se lleva a cabo una estrategia de educación sexual en instituciones escolares de la isla, todo cubano sabe que esto es incierto. Por lo que más que leyes, se debe de hablar de consideración y de respeto. Porque al fin y al cabo las leyes están para ser guardadas, pero el individuo decide si cumplirlas o no. En definitiva los más afectados son los niños y los estudiantes, de la  próxima generación que ya están sufriendo  en este país y que sufrirá, si no se actúa a tiempo. Todavía dista mucho de ser realista la labor del CENESEX. ¿Cuando tendrá un enfoque imparcial, sin tener que considerar lo que opina Fidel, Raúl y el Partido Comunista?

El CENESEX esta por estos días empezando a preocuparse por la homofobia que acontece en el área laboral pero ha descuidado un sector importante que es la educación, que comienza desde los niveles primarios hasta la adultes, para que en un futuro a corto plazo la sociedad cubana este libre del flagelo que perjudica a la comunidad LGBT.

El  CENESEX no es más que una estrategia gubernamental para tapar las bocas de la opinión publica internacional. Así declaro no solo yo, sino todo aquel cubano que tiene dos dedos de frente.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Jóvenes Gays de Cuba: Atractivos pero Peligrosos.

Graffitis en Playa El Chivo Realizado por Gays que Buscan Sexo y que son Detenidos por la Policia.

A ritmo de Sunga y Sexo: Jineteros y Extranjeros en Playa Gay Mi Cayito, con la mirada de los Policías Proxenetas.