Adolescencia, Escuelas al Campo, Promiscuidad y Enfermedades de Transmision Sexual.

Cuando recuerdo los tiempos en que por obligacion fui a la escuela al campo me vienen a la cabeza momentos desagradables. Desagradables porque nunca me ha gustado salir de casa. Me caracterizo por ser una persona muy hogareña. Nada, soy el tipico signo de cancer hablando.

Las escuelas al campo que pase durante el periodo en que estaba en secundaria y tecnico medio fueron para mi horribles-uno-porque se habia despertado en mi el conocimiento de mi condicion sexual de gay, y dos, porque en aquella epoca tenia deseos de desaparecer sobre la faz de la tierra. Era un tiempo en que para mi ser homosexual resultaba frustrante, y mientras muchos de mis compañeros gozaban de una plenitud sexual hetero con las chicas de albergues en cualquier descampado o acampado, o en cuanquier lugar durante la jornada laboral; en aquellos dias yo por mi parte vivia retraido y solitario en culpa de no acertarme como gay. Al menos en cada curso donde tenia que asistir nunca me enrole con nadie sexualmente.

Tengo que destacar que tambien era un homofobo extremista que hacia  de la vida de cada gay de mi campamento un yogurt. No podia ni siquiera soportarlos en culpa de lo que yo mismo vivia en mi interior.

En esos periodos de escuela al campo que por obligacion tenia que pasar sino se me manchaba mi expediente escolar segun ordenes del Ministerio de Educacion (MINED), para mi eran catalogados de absolutamente humillantes debido a que tenia que realizar un trabajo que en realidad no queria hacer porque no era mi vocacion. Pero en fin tuve que hacerlo para seguir adelante.

La promiscuidad en esas escuelas al campo estaban a la orden del dia. Todo el mundo tenia noticias de adolescentes heterosexuales teniendo sexo en horas de la madrugada. Y tambien de profesores que tenian relaciones con sus estudiantes. Toda esa calamidad moral se vivia alli. Y yo lo unico que queria era salir, en culpa de la crisis de autoaceptacion por la que estaba atravesando.

Los profesores sutilmente estudiaban a las alumnas, y algunos profesores gays a los alumnos para asi tener asegurado la diversion durante la estadia de un mes. Recalco que muchos ya los estudiaban meses antes de ir al mismo campo.

Los que fueron sorprendidos teniendo sexo con estudiantes, fueron expulsados en culpa de lo que cometian tras ser descubiertos. Los rumores llegaban a la direccion del campamento y entonces se desencadenaba una escrutinosa revision. Los alumnos que eran sorprendidos teniendo sexo con  alguna estudiante eran botados de la misma institucion escolar a la cual pertenecian. En el caso de alumnos homosexuales, eran humillados publicamente y tambien botados del centro, costandole ademas que se le notificase a sus padres y parientes sin que el menor tuviera alguna oportunidad de justificiarse y de pedir disculpas para asi  impedir que esto ocurriera. En el caso de los profesores que andaban con estudiantes femeninas o con estudiantes masculinos eran espulsados y mandados a prision, costandoles de por vida el retiro de su licenciatura y el derecho a ejercer el magisterio.

Pero aun asi los profesores y estudiantes se arriesgaban. En la mayoria de los casos estos sucesos ocurridos durante la noche, muy pocas veces eran descubiertos.

Sin embargo todo esto sucedia en culpa de la iniciativa de la Revolucion Cubana llevando como iniciativa la union del estudio y del trabajo como politica educativa, para asi forjar a estudiantes que no solo se limitaran a una enseñanza teorica, sino practica; contribuyendo asi con el sistema, para asi garantizar parte de la economia decadente del pais.

Estas escuelas al campo no eran mas que una manipulacion y una artimaña bien pensada del regimen, que tenian como unico fin el  de hacer llenar sus graneros a costas de indefensos estudiantes que no tenian el porque irse a  trabajar, porque no les correspondia.

Tambien esto propicio, que los profesores lejos de sus esposas y sujetos a reprimendas sexuales durante un mes, cayeran presos dentro de la lujuria queriendo satisfacer sus apetitos sexuales porque ni siquiera se permitian las visitas. Todo esto propiciando que ocurriera todo lo antes expuesto.

Era comun ver en las decada del 70 y luego en los 80, 90 y 2000 estudiantes que llegaban a sus casas con Sifilis, Gonorrea o con el mismo SIDA costando a la mayoria de estos adolescentes y a sus familiares sufrir de estas lamentables enfermedades de transmision sexual en culpa de la inexperiencia.

Todavia recuerdo como dos estudiantes del Tecnico Medio "Martires de Chile" ubicado en Cojimar, y donde yo culminase mis estudios en Equipos Tractivos, fueron contagiados de Sifilis y una estudiante de ultimo de año de SIDA llevando a la mayoria de mis contemporaneos en edad a una consternacion extrema en causa de lo que pudo a cada uno haberles tocado en particular.

Pero hoy solo se, que  la mayoria de muchos estudiantes en cualquier region del pais que asistio  a estos centros de plena promiscuidad  y que fueron jodidas por el regimen, de seguro que cuando reflexionan acerca de lo que vivieron muchos han de arrepentirse. Me refiero a los que fueron infectados por el SIDA. Los otros, los que contrajeron una Sifilis, una Gonorrea, o Moniliasis, de seguro cuando recuerdan todo lo que han pasado y la verguenza que costo decirles a sus familiares que estaban contagiados de tal enfermedad, poco interes tendran-en caso de los que tienen hijos- de ser permisibles con el gobierno y su sistema educativo, en aceptar en que algunos de sus desendientes pasen un solo dia de escuela al campo.


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Jóvenes Gays de Cuba: Atractivos pero Peligrosos.

Graffitis en Playa El Chivo Realizado por Gays que Buscan Sexo y que son Detenidos por la Policia.

A ritmo de Sunga y Sexo: Jineteros y Extranjeros en Playa Gay Mi Cayito, con la mirada de los Policías Proxenetas.