La Musica como instrumento de Homofobia en Cuba.

Para todos es conocido que de todas las manifestaciones del arte, la musica como expresion artistica es la mas sencible. Sin embargo mientras se han sucedido los años, los siglos y los milenios, esta ha ido perdiendo todo su atractivo para conevertirse en instrumento del sadismo y del odio y sobre todo para expresar los sentimientos mas dañinos que yacen en la conciencia humana cuando esta es incapaz de comprender al projimo y respetar sus libertades individuales. Ha ocurrido asi durante generaciones y ninguna nacion escapa de esto. Tal vez en una nacion mas que otra la musica ha sido usada tristemente para expresar la desaprobacion individual, colectiva, social e incluso institucional y gubernamental cuando esta no se acomoda a los interes de un estado represivo. Sin embargo hoy cuando esta es usada para promover la homofobia, la intolerancia racial, las guerras, el machismo, las drogas y un sin fin de cosas que degradan al ser humano, al punto de no solo ser coreado por adolescentes, jovenes y adultos sino por niños quienes han obviado las canciones infantiles en culpa de sus padres y en culpa de la educacion e instrucción que estos les pudieran brindar, el gobierno no hace nada al respecto para acabar con esta situacion. En Cuba tristemente la musica esta siendo usada para cercenar las libertades individuales y de la nacion en general. Cuando la escuchamos hoy vemos implicito en esta, la educacion en pro de la homofobia, el abuso sexual, la discriminacion de la mujer, la violencia, el odio, el amor al dinero por encima de todas las cosas, el egoismo, el yoismo, la ausencia de espiritualidad, la promiscuidad implicita, la traicion y sobre todo el mensaje de error y de engaño por parte del gobierno para perpetrar su imperio y el imperio del dominio y las cosas mal hechas. Nuestra industria musical promueve este tipo de letras olvidandose de la estetica musical y del buen gusto. Hoy se habla en nuestro pais acerca de como erradicar la homofobia, el abuso infantil y del adulto mayor y de la violencia contra la mujer, sin embargo el problema aun es mucho mas profundo que las meras reuniones organizativas de las diversas instituciones en pro de erradicar tales males, porque el fundamento de los mismos no radican en el hecho concreto como tal sino en el cambio de pensamientos y actitudes estructurando nuevas maneras y metodos para lograr la erradicacion de lo que verdaderamente esta ahogando a  nuestra sociedad. Tal vez me considere muy arbitrario al respecto, pero creo que no existe otro camino no solo para Cuba sino para todas las naciones que sufren de este grande mal que poner una pausa a lo mal hecho legitimando decretos que prohiban todo tipo comportamiento social, incluido cualquier manifestacion artistica que promueva la falta de libertad individual y sobre todo el equilibrio y el amor al projimo. Como activista gay y cristiano puedo decir no solo a aquellos que me leen sino a la sociedad y a los gobiernos en general que la musica como instrumento de homofobia desafortunadamente esta conllevando a nuestra juventud, familia, sociedad y nacion en general a cada dia ser mas intolerantes y mas remisos en aceptar a las minorias sexuales quienes luchan por ganarse un espacio dentro de nuestra sociedad. Y hablo tocando realmente el tema homofobico y de los derechos LGBT porque es el tema que me toca de cerca simplemente por mi condicion de gay y por mi condicion de activista en pro de un logro de igualdad de derechos del colectivo homosexual. Pero puedo dar a ciencia cierta que las arbitrariedades individuales, familiares, sociales y  politicas que se cometen hoy en nombre de la musica es inmensamente triste no solo para una Cuba sino para un mundo que ha logrado mucho no solo en materia de tecnologia musical sino en materia de conocimiento y saber. Entonces cabe preguntarse: ¿de que nos sirve tanta educacion e instrucción si lo importante que es la sabiduria para emplear estos mismos conocimientos la pisoteamos para echarla por la borda? Hoy nuestra industria musical debe de elaborar pautas para poder contribuir en favor de la tolerancia y el bienestar individual, social, nacional y gubernamental para que la musica misma deje de ser un instrumento de lo mal hecho. Espero que reflexionemos muy bien en esto y que hagamos lo posible por usar nuestros conocimientos tomados de la mano de la sabiduria misma para que asi la miseria humana acabe pronto. Espero que Cuba lea esto. Retwittea este post.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Jóvenes Gays de Cuba: Atractivos pero Peligrosos.

Graffitis en Playa El Chivo Realizado por Gays que Buscan Sexo y que son Detenidos por la Policia.

A ritmo de Sunga y Sexo: Jineteros y Extranjeros en Playa Gay Mi Cayito, con la mirada de los Policías Proxenetas.