Yo Acuso al Gobierno Cubano y a su Aparato Represivo de la Seguridad del Estado.


El día 7 noviembre fui  secuestrado y asaltado por una pandilla de tres. No tengo pruebas si eran  tres delincuentes o tres segurosos de la policía política aunque me inclino a pensar por lo ultimo. Ese día me dejaron con lesiones en la cabeza. Milagro me dejaron vivo. Pienso que la excusa de tal asalto era lograr que perdiera los contactos en mi teléfono móvil de la personas que irían al encuentro convocado por el (Grupo Cristiano LGBT Divina Esperanza) cual lidero el próximo día 7 de diciembre en el Capitolio, con fin de reunir a personas LGBT Cristianas discriminadas de las iglesias, homosexuales con interés religioso y otros que aun se encontraban dentro del armario como también no descarto la posibilidad de que todo se deba a la publicación realizada por la revista  numero de la Fundación Hispano-Cubana (numero 46) sobre un articulo candente donde toco el tema del racismo y la homosexualidad en Cuba.  Ese día no solo perdí el celular sino que perdí una USB de 4 Gigabytes con información mas que importante incluida de próximas actividades a realizar, un diccionario de ingles-español y mi libreta de apuntes con documentos del curso de ingles, ademas de mi gorra de baseball y documentos personales como mi carne de identidad y libreta de direcciones y agenda telefónica. Todos estos días que estuve incomunicado con las personas que me relaciono para que solo pudieran aviso los he pasado en cama recuperándome para lo mas pronto posible volver a la lucha en el Señor.  Pido por favor ayuda económica o donación para hacerme de un celular ya que para mi trabajo a favor del colectivo LGBT es vital.

Pero les comento mis lectores que lo que me hace pensar y tener la plena seguridad de que tal accidente en mi vida proviene de parte de la Seguridad del Estado, es simplemente analizar como sucedieron los sucesos, lo cual inmediatamente les cuento.
Ese día acababa de terminar de conectarme a Internet y me dirigía con un usuario de Internet a su casa para buscar un libro de enseñanza del ingles para así estudiarlo en casa. Saliendo de allí ya cerca de las 6 de la tarde casi anocheciendo consecuencia del cambio de horario, me dirijo a buscar la ruta de transporte P-14 el cual tome para bajarme en la ultima parada ubicada en la calle Monte para luego buscar un taxi particular. Para eso solo tenia que cruzar la calle Monte, atravesar el parque de la Fraternidad que por cierto ese día estaba oscuro (consecuencia de sus faroles no estar encendidos) y luego en la calle Dragones, para en el lateral del Capitolio donde paran esos taxis solo tomar el que me conduciría a la tragedia.
Antes de montarme un hombre de tez negra me hace sena diciéndome que este carro ya iba a salir lo cual me dispuse a montarlo no sospechando nada. Una vez dentro me percate que estaba otro hombre de tez negra sentado en el asiento trasero del auto y el chofer de tez blanca o mulato claro se encontraba frente al timón listo para arrancar. Luego entra aquel que me hizo sena y entonces el auto partió. Me encontraba sentado entre ambos de tez negra. No pude divisarlos bien consecuencia de que el auto dentro no tenia las luces encendidas.
Entonces cuando el auto salio de su estancia ya camino (según yo) hacia Alamar donde vivo, ambos hombres me tapan la boca y me hacen una llave bloqueando cualquier tipo de posibilidad de defenderme para así introducirme boca abajo y acostado en el suelo del auto. No podía ni siquiera moverme y no sabia para donde me conducían porque no atinaba ver nada y para completar uno de estos me tapo los ojos con sus sucias manos.
Una vez llegado al sitio bien conocido por ellos, mientras el conductor se quedo en el auto, aquellos hombres de tez negra y altos me empujaron por una loma llena de hierbas donde al final de esta había raíles de ferrocarril para entonces allí  uno  aguantarme las manos mientras el otro los pies y así con una piedra empezar a golpear y a golpear mi rostro con esta dejándome heridas en la cabeza, como dos cortes cerca de los ojos, uno en el interior de la boca y en la parte superior izquierda del cráneo lo cual llevaron intervención quirúrgica.  En ese momento no sentí los golpes, por lo único que estaba preocupado era por mi vida y lúnico que hice fue tratar de defenderme como como pudiera y pedir a Dios en mi mente que la preservara. Esos delincuentes ya casi yo con el rostro destrozado y sin posibilidad hasta ese momento de moverme me extrajeron de los bolsillos mi celular y  la USB para así también llevarse mi mochila y otras pertenencias. Intentaban quitarme la ropa pero lo único que atine decir en ese instante que para hacerlo había que matarme lo cual decidieron cambiar de opinión dejándome en aquel oscuro lugar. Cuando me levante, estimo que sobre las 10 o las 11 salí a duras penas hacia la carretera dirigiéndome hacia una casa la cual tenia sus puertas abiertas para pedir ayuda. Me salio un muchacho que veía la TV y automáticamente me dejo entrar ofreciéndome agua y un analgésico para al instante llamar por el teléfono a una patrulla policial para que me condujera al hospital mas cercano. Me llevaron al Miguel Enrique, la antigua BenéficaAllí me cosieron las heridas y limpiaron como pudieron la sangre porque no había agua en el hospital. Solo se cuanto se demoraron para que los especialistas se pusieran de acuerdo para coserme, ya que soy seropositivo. Y ademas en el hospital los guantes no se encontraban disponibles. Estos había que buscarlos no se donde y una vez encontrados se decidió quien me cocería. Ni siquiera vi los rostros de estos que se hacen llamar médicos. Pero bueno al final me cocieron.
Una vez terminado todo el proceso en el hospital, entonces me condujeron a la estación policial de 10 de Octubre y Acosta para que ofreciera declaración. Ellos la tomaron. Uno de los oficiales se dispuso a verificar mis datos en la red para conocer quien era yo. Se que el lo vio. Y se dio cuenta que soy un Activista Gay y defensor de los Derechos Humanos. Fue entonces cuando luego empezó a provocarme con intención de que me incomodase y me alterase con expresiones tales como que Barack Obama es un asesino, es un oportunista, es un descarado y un sin fin de expresiones mas. Yo no le seguí la rima. Casi no podía abrir ni los ojos ni la boca para hablar consecuencia del dolor. Lo cual opte por no responder. Se que ellos se incomodaron por mi actitud. Pero aun así no pudieron rematarme con su ultimo plan. (Una querella). Luego de terminado todo el procedimiento me montaron en la patrulla para ir al lugar de los hechos lo cual con mi pobre visión encontré con inseguridad y con dificultad sin saber si realmente fue el lugar de los hechos. Y después de estos me condujeron a casa, llegando sobre los 5:00 AM. Luego y solamente subí las escaleras de  mi edificio sin ayuda de nadie y sin apenas ver para luego comenzar con el sufrimiento de mi familia.

A pesar de todo, Dios ha sido bueno conmigo. Tengo que agradecerle porque conservo mi vida y porque nuevamente me reincorporo en la lucha por los Derechos  Humanos cívico-religiosos de las minorías sexuales. No se si fueron meros delincuentes o si fue la Seguridad del Estado quienes tramaron tal patraña. Pero así todo aunque no sepa, tengo la seguridad de que fue la Seguridad del Estado o simplemente  meros delincuentes a su servicio, ya que la forma en que concurrió cada uno de los sucesos que acabo de plasmar ocurrieron de tal manera que simples delincuentes no lo harían de aquella forma como les he contado. Así todo en el Nombre de Jesucristo yo me declaro en victoria sobre ellos. Mas no dejo decir que yo acuso al gobierno cubano y a la seguridad del estado por lo que me sucedió y cualquier cosa que me pueda pasar.

Entradas populares de este blog

Jóvenes Gays de Cuba: Atractivos pero Peligrosos.

Graffitis en Playa El Chivo Realizado por Gays que Buscan Sexo y que son Detenidos por la Policia.

A ritmo de Sunga y Sexo: Jineteros y Extranjeros en Playa Gay Mi Cayito, con la mirada de los Policías Proxenetas.