A ritmo de Sunga y Sexo: Jineteros y Extranjeros en Playa Gay Mi Cayito, con la mirada de los Policías Proxenetas.

Mi Cayito es una playa gay ubicada en la zona este capitalina de La Habana. Es muy concurrida por las personas LGBT, principalmente chicos que buscan esparcimiento social y algo más. La policía llega el cuello allí. Pero lo que antes fuese una policía homofoba y hostil para el colectivo homosexual, hoy más que eso dejo de serlo para convertirse en una policía corrupta.
Haciendo preámbulo les comento que Mi Cayito se hizo oficial para las minorías sexuales a partir de 2008, un año después que se realizase por primera vez en el país la primera jornada contra la homofobia el 17 de mayo de 2007.
Luego una vez oficial Mi Cayito; la comunidad gay irrumpió con más fuerza en este sitio de esparcimiento, en aras de los ausentes sitios legales dentro de la capital y el país donde reunirse.
La policía no perdonaba a ningún homosexual que acudía allí. Y si una pareja gay se besaba en el sitio era multada a no ser que fuera una pareja de extranjeros.
Cuando un cubano y un extranjero se juntaban como parejas en el sitio, no había problemas hasta que el turista le daba un beso en la boca. Entonces la policía se allegaba a estos y le pedía el carné de identidad al cubano para llevarlo detenido, dejando al extranjero sin ninguna explicación, ya que este por el gobierno y las autoridades policiales es intocable debido a que este ingresa economía al país. Como era de esperar si el jinetero tenia suerte se armaba la gorda debido a que el extranjero empezaba a quejarse y entonces no quedaba más remedio que soltar al ciudadano natural para así mantener un clima de paz en el lugar.
Viendo los policías que casi siempre los cubanos tenían como salirse con la suya, ya que pedían a los turistas que en caso de que la policía se inmiscuyera arbitrariamente para separarlos que lo defendiera, entonces se las ingeniaron para hacer frente de otra manera en las que ambas partes salieran ganando. Es decir el jinetero (prostituto), el extranjero y el oficial.
Para nadie es desconocido que la mayoría de las personas gays que van a Mi Cayito son jineteros. La mayoría busca como ligarse a un extranjero a cambio de dinero, por tal de irse a la casa con los bolsillos llenos. Los que más tienen suerte allí, son los blancos y morenos con buenos músculos. Los extranjeros los persiguen a toda costa pagando a algunos hasta 100 CUC si salen sexualmente satisfechos.
Para los jineteros el sitio es la oportunidad de sus vidas. Algunos por tal de ganar más se abstienen de eyacular para poder ir por más sexo a cambio de dinero y así poder irse a sus casas con 200 y hasta 300 CUC.
No es de extrañar aunque les parezca mentira esto que les cuento ya que he ido a Mi Cayito con amigos y he visto y oídos las expresiones y comentarios de algunos; que jineteros empatan allí un día con otro y duermen bajo los arbustos de uvas caletas (plantas costeras) para follar allí mismo con extranjeros.
Pero el asunto es que si antes la policía no les dejaba follar antes con un extranjero, hoy si les deja. Él ya le marco discretamente cuando  se levantaba de la arena o salía del mar en su llamativo traje de baño tipo sunga o short, y se iba a un lugar aparatado a chuparle la polla o a follar. Pero una vez terminada la cuestión, el mismo oficial que le permitió realizarse sexualmente y tener una economía de más, le dice con su voz socarrona si hay algo para el refiriéndose exclusivamente a parte de la ganancia económica que le toca.
Muchas veces a los primerizos que allí acuden y que no tienen experiencia, los que van detenidos porque no quieren entregar parte de sus ganancias a estos. Pero al final ceden entregándoles todo lo ganado por temor a verse en prisión. Así ocurre por un tiempo hasta que uniéndose a otro jinetero les enseña todo lo que deben conocer para desenvolverse sin cometer errores en el lugar.
Nada, que como seguro ya te distes cuenta, la policía allí se comporta como proxenetas de los homosexuales que allí asisten. Les dejan trabajar porque les conviene y porque saben, que incluso para ellos mismos la economía esta dura. También quiero decirles que algunos de las autoridades tienen hasta sus propios jineteros con quienes de vez en cuando o de cuando en vez follárselos una vez terminada su faena laboral.
En fin que así este mundo cruel, la policía en vez de encargarse de los timadores y delincuentes, hoy se ocupa de los mismos actos que cometen, resultado de la pésima economía cubana que no resuelve ninguna necesidad.
Mi Cayito, más que un diseño cubano y de la institución gubernamental Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) por hacer callar la opinión de la disidencia cubana y organizaciones LGBT extranjeras respecto a la ausencia de espacios LGBT en el país, no es más que un espacio de prostitución a conveniencia por la oligarquía cubana; con el fin de hacer crecer el turismo gay hacia la isla generando ingresos económicos, para convertir a nuestros adolescentes y jóvenes en carne de primera masacrando la moral de una nación. @mariojdgonzalez


Entradas populares de este blog

Jóvenes Gays de Cuba: Atractivos pero Peligrosos.

Graffitis en Playa El Chivo Realizado por Gays que Buscan Sexo y que son Detenidos por la Policia.