¡Fuera!



Aunque para algunas agencias de prensa internacionales radicadas en Cuba y organismos internacionales pro-derechos gays aplaudan el teatro que hace algún tiempo el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) y su directora Mariela Castro Espín viene realizándose en favor de los LGBT en la isla, la realidad que viven las personas homosexuales es bien distinta de lo que pintan.
Se acerca la jornada contra la homofobia, la cumbre de la ILGA-LAC a realizarse en La Habana-Varadero, y los gays auguran para este año ningún cambio a favor de las minorías sexuales en el país.
Estos conocen perfectamente que tal teatro no tiene otro propósito que hablar falsamente de logros no transcurridos, y de planes futuros plagados de mentiras por tal de borrar la imagen negativa que sucedió y se viene sucediendo dentro de la tal llamada Revolución Cubana que dista mucho de que desear.
Esta, aún continúa en una etapa oscurantista plagada de aquellos cazadores de brujas, solo porque se nos cataloga de herejes de la moral y asesinos de las buenas costumbres sociales.
Homosexuales de toda Cuba, aunque llenos de miedo, e incluso hasta adorando en el altar al hada madrina de los gays, se quejan de los pocos avances que logra en su país para las minorías sexuales. Pero más que esto, se quejan de la posición que esta ocupa, porque conocen perfectamente que el fin no es más que una estrategia diseñada para controlar a un colectivo resentido con el castrismo que se empeña como único modo de protesta social en comportarse culturalmente como a estos no les agrada.
Estos (los homosexuales) más que a Mariela Castro (una mujer heterosexual), prefieren sobre todo ser liderados por alguien que de verdad sienta en carne propia lo que es ser discriminado por razones de orientación sexual.
Otras razones de quejas que agobian por estos días a los LGBT es el deseo de Mariela de politizarlos a su gusto con ideologías muertas en las que ellos nos están interesados en corresponder. Por lo que hoy, aquellas personas LGBT que se encuentran bajo la saya de la doña, y que trabajan voluntariamente, lo hacen por conveniencia para estar amparados y tener privilegios que antes no tenían, cuando eran solo simples homosexuales  hostigados, reprimidos, apresados y multados por la policía.
Pero hoy los grupos LGBT no interesados en formar parte del aparato mediocre del CENESEX, conociendo las inquietudes, preocupaciones y experiencias vigentes de las minorías LGBTI oprimidas, que tienen como única vía la de escudarse en la mentira; les instamos si es que de casualidad leen en la red esto, a que determinen salir del estado de inanición optado, para convertirse en activistas que luche por sus derechos humanos y sexuales y en todo lo que crean por consiguiente.
Ahora mas que nada gran parte de los ciudadanos LGBT en Cuba estamos convencidos  de que Mariela Castro no es mas que una figura puesta, impuesta y autoimpuesta a la vez, para controlar a los homosexuales y someterlos a una ideologia decadente que martiriza las conciencias con la espera de acciones y promesas que todavia no se concretan.
Sin embargo a pesar del miedo que existe desde dentro; a gran parte de los ciudadanos LGBT no les impide comentar de manera inusual y discreta sobre la falsedad de la politica sexual que se aplica en Cuba . Por lo que opino al respecto, que si tan solo se diera el caso y la oportunidad de hacer dimitir en los cargos a Mariela Castro Espin de su liderazgo representativo hacia los LGBT, de seguro las minorias sexuales la harian claudicar.

Mas por el momento solo queda esperar a que la mayoria se arme de valor. @mariojdgonzalez

Entradas populares de este blog

Jóvenes Gays de Cuba: Atractivos pero Peligrosos.

Graffitis en Playa El Chivo Realizado por Gays que Buscan Sexo y que son Detenidos por la Policia.

A ritmo de Sunga y Sexo: Jineteros y Extranjeros en Playa Gay Mi Cayito, con la mirada de los Policías Proxenetas.