¡¡¡El IPK no aguanta mas!!!



Estoy subscrito a los titulares del periodico Granma que me llegan diariamente a mi telefono celular via SMS cada mañana.  Y el pasado cinco de enero de este recien comenzado año, tuve la oportunidad de leer lo siguiente: "Cuba ha entrenado en lucha contra el ebola a 80 331 personas de Africa, America Latina y el Caribe". Haberlo leido confieso me causo nauceas. Lo digo porque el gobierno trata de mostrar a un país solidario ante el mundo, cuando en realidad los cubanos carecen de médicos altamente profesionales. Ellos dejan en el país a los que no sobresalen en la materia. Y entonces las Personas Viviendo con VIH (PVV) tienen que pasar las de Caín a causa de la inexperiencia de estos.
La mayoría de los afectados, tienen que enseñar a estos en los Consultorios Médicos de Familia  (CMF) cuales son los nombres de las terapias existentes para administrarle, porque ellos las desconocen. Y eso que están graduados de la especialidad de Medicina General Integral (MGI).
La mayoria de nuestros medicos, tienen un mojón en la cabeza. Lo único que piensan es en salir del país para resolver sus problemas. Poco acá se preocupan realmente por la salud de los pacientes.
Los mismos carecen de ética profesional y de la empatía necesaria cuando tratan con seropositivos al VIH.  Siendo esto un problema que afecta a nivel nacional porque son muchos los reportes de quejas.
Donde único se presencia una calidad más menos satisfactoria en la atención médica es en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri. Pero en cualquier otro lado la realidad es diferente.
Desde que se llevó a cabo una restructuración en el programa de atención de PVV por parte del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), la cosa anda mala acá.
Se acordó que a causa del incremento epidemiológico la institución IPK no daba abasto porque muchas eran las personas que tanto de la capital como de otras provincias iban a atenderse allí. El resultado fue que se acordó llevar a cabo las atenciones por municipio, designando a un doctor que muchas veces no se encuentra especializado en el tema. La resultante es que quien tiene que suplir son los CMF donde el personal está más encuero todavía de conocimientos. 
Aun cuando Cuba apoya exportando medicamentos a otras naciones; acá los PVV no ven ni el multivitamínico, ni las vitaminas como la C y la A en las farmacias. Las terapias antirretrovirales (TAR), algunas, son de importación nacional y no llegan en tiempo.
Uno se queja y es por gusto generando ya que esto genera presiones y descontentos.
Para ellos (los dirigentes) es más importante colaborar internacionalmente que cuidar su propio país. Obtener el reconocimiento del exterior antes que el reconocimiento del pueblo.
Hoy si una persona con VIH se encuentra muy crítica de salud y va al IPK,  le dicen allí que no puede ingresar. Dicen los médicos que es para protegerlos de los casos de dengue y cólera que se atienden en la institución. Los mandan para sus casas con tratamiento prescripto o sino lo ingresan en otro lugar donde las condiciones de infraestructura hospitalaria y sanitaria mete miedo. Lugares donde se carecen de comodidades.
Así viven la mayoría de las personas con VIH-SIDA en Cuba. Y todo esto porque el mismo gobierno no se preocupó en menguar el incremento de la infección por VIH.
Los medios de comunicación que dirige el gobierno bien tiene de parte culpa en esto. Los mismos solo se pronuncian hasta el cansancio en temas de salud haciendo campañas de prevención hasta al cansancio como muletilla, cuando surge un problema que afecta el bienestar nacional. Cuando era el dengue  y el cólera no hablaba más que de eso, olvidándose de hacer campaña contra el SIDA. Ahora que es el ebola no habla de otra cosa, además  de los logros y reconocimientos que ha alcanzado al enviar médicos internacionalistas a apoyar contra la enfermedad. Nada, que el equilibrio publicitario de los medios en las campañas contra enfermedades es  indeseable.
Mientras los pacientes de VIH en Cuba viven la mayoría en pésimas condiciones económicas, sienten que el gobierno en cuestiones de práctica los ha dejado al abandono. La mayoría no cuentan con chequeras, ya que el Departamento de Seguridad Social les retiro o no les entrega una ayuda asistencial una vez que se allegan. Todo esto forma parte de una iniciativa generada por el gobierno a mediados de 2005-2006. El gobierno los mando a trabajar a causa de la insostenibilidad económica que representan para ellos y hoy muchos no cuentan con las fuerzas necesarias para hacerlo debido a lo difícil que resulta en el país a nivel ciudadano ganarse unos cuantos pesos. Resultado a todo esto que explico; es que la mayoría de las PVV, cada dia se les deteriora más la salud. Los mismos para evitar la pésima atención, no se atienden con los doctores de sus municipios, ni con los de CMF ya que los consideran ineptos. Ellos van al IPK porque saben que allí la atención es un poco más profesional y certera, aunque les digan que tienen que volver a sus casas porque no pueden ingresar.
Y todo esto ocurrió, solo porque el IPK no aguanta más. La  demanda de los PVV  es mucha y el personal es poco. Como institución solo está atendiendo a los casos que habitan cerca del área nada más. Mientras; los demás, tienen que hacerse el harakiri.@mariojdgonzalez


Entradas populares de este blog

Jóvenes Gays de Cuba: Atractivos pero Peligrosos.

Graffitis en Playa El Chivo Realizado por Gays que Buscan Sexo y que son Detenidos por la Policia.

A ritmo de Sunga y Sexo: Jineteros y Extranjeros en Playa Gay Mi Cayito, con la mirada de los Policías Proxenetas.